Emprender es fascinante, te puede llevar a lugares que quizás nunca imaginaste y lo único que tienes que hacer es empezar.
Hoy te presento las 6 razones por las que creo que deberías emprender y tener un plan de independencia financiera.

Emprender no es fácil. No me malinterpretes, es sencillo de aplicar, pero es difícil cambiar una mentalidad que ha sido programada en ti durante toda tu vida. Por eso digo que es difícil emprender, porque primero debes cambiar tu forma de pensar e incluso de vivir.

1. Eres extraordinario
No importa si eres estudiante, empleado o incuso si eres un trabajador independiente.
Tienes unas habilidades que te permiten realizar acciones para que otras personas se vean beneficiadas de ellas y además lo haces muy bien. 

Eres tan bueno en eso que puedes considerarte extra-ordinario, otras personas recurren a ti para que los ayudes. Esa es una de las bases del emprendimiento, lo que tú haces debe ser motivado por brindar un servicio para que otras personas se beneficien.

2. Austeridad – Educación financiera
Tienes más interés en crear y construir que en derrochar dinero.
Para emprender se debe tener una base sólida en las finanzas personales: eliminación de la deuda, presupuesto con gastos bien definidos, ingresos que cubran tus gastos y que te den una utilidad en tus finanzas personales y cuya utilidad no la tengas pre-destinada a ser gastada o derrochada en lujos innecesarios que no puedas darte, al contrario, este excedente de efectivo sabes que lo vas a necesitar para empezar un emprendimiento o fortalecerlo si ya tienes uno.

3. Amas lo que haces
Hay una razón por la cual eres extra-ordinario en lo que haces y es porque te apasiona.
Algunas personas por desgracia se han dedicado a estudiar o trabajar en algo que no les gusta y desperdician valiosos años de su vida en algo que no les produce satisfacción. Algunas personas quizás lo hacen durante toda su vida.
Pero si eres una persona que realiza su trabajo con pasión y con amor, no lo consieras como un trabajo sino como un hobbie que te hace ganar dinero.

4. Trabajo duro
Eres extra-ordinario en lo que haces, sin embargo tienes un empleo o un contrato de servicios y no puedes dedicar el 100% de tu tiempo a tu emprendimiento; lo que vayas a realizar en tu emprendimiento no deberías considerarlo difícil porque eres extra-ordinario, es decir, para ti es sencillo hacerlo aunque para otras personas no lo sea.
Tienes claro que para iniciar un emprendimiento debes trabajar extra en tu tiempo libre, es decir, cuando no estás en horario laboral.

Esto puede suponer en algunas personas que van a tener un agotamiento físico, tienen razón, es un esfuerzo adicional que se realiza mientras te acostumbras, pero te tengo un dato muy interesante acerca de esto: si de verdad amas lo que haces, no lo notarás.
Muchas personas son extra-ordinarias pero dedican todo ese talento y habilidades para servir a su empleo, invierten grandes cantidades de tiempo en sus empleos de forma extra-oficial.

5. Auto-didacta
La mayoría de personas han a una universidad o instituto, aprenden lo que deben aprender y empiezan a ejercer de forma permanente.
Pero si eres una persona auto-didacta, que tienes hambre de conocimiento; que sientes gran satisfacción leyendo un libro, escuchando podcast, viendo videos donde te enseñan a hacer lo que quieres hacer, haces cursos por Internet y realmente dedicas una buena cantidad de tiempo al auto-aprendizaje, entonces tienes una actitud de emprendedor. Ya que en un emprendimiento debes estar constantemente aprendiendo sobre tendencias del sector en el cual está tu negocio y quizás otras técnicas que también lo beneficien.

6. No tienes miedo
La falsa seguridad de un empleo hace que las personas ni siquiera les pase por la cabeza emprender, pero si sabes que un empleo en realidad no te brinda seguridad y que prefieres tú mismo darte seguridad y construir algo sólido con tus conocimientos y habilidades sin temor a que al hacerlo vayas a perder, entonces eres un emprendedor.

El dinero va y viene, hay mucho dinero en el mundo.
Si tu ambición es el dinero mejor quédate en un empleo. Tener un empleo es fácil y si tienes un buen título de universidad puedes llegar a cargos muy altos pero tendrás que trabajar toda tu vida.

Pero si tu ambición no es el dinero, no vas a temer invertirlo por un mejor beneficio en un futuro.
Una persona extra-ordinaria no busca el dinero, el dinero busca a una persona extra-ordinaria. Corre detrás del dinero y vas a estar persiguiendolo siempre, lo que debes hacer es atraerlo.

Y si vas a tener miedo te dejo la siguiente frase:

No tengas miedo a perder tu empleo, ten miedo a tener uno.

Conclusión
Si te consideras una persona extra-ordinaria que no le teme al trabajo duro, que cree en el sacrificio temporal para obtener grandes recompensas en tu vida.

Si haces lo que te apasiona. 
Si prefieres invertir tu excedente de dinero a un proyecto que te guste.
Si te educas constantemente para hacer las cosas bien.
Si no tienes miedo a fracasar.

Entonces te aseguro que eres un emprendedor y deberías emprender, vas a tener más satisfacción en tu vida profesional.

Puedes tener la certeza de que el día que decidas a empezar tu emprendimiento, vas a lograr un cambio en tu vida impresionante para lograr la libertad que tanto deseamos todos, pero que pocos están dispuestos realmente a tener.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.